Catálogo de la Colección "Derecho, Economía y Sociedad" Sitio Oficial de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires

Regulación jurídica de las biotecnologías

Curso dictado por la Dra. Teodora Zamudio

Equipo de docencia e investigación UBA~Derecho

Actualidad | Normativa | Jurisprudencia | Doctrina |Enlaces |Mapa de carpetas

 Glosario

Test Genético en el ámbito del diagnóstico laboral


Imprimir esta página

Por respeto intelectual los trabajos presentados por los alumnos se reproducen antes de las correcciones y/o discusión con los docentes.

Martina Cordone Braga

bullet

Introducción y planteo del problema

bullet

Hipótesis

bullet

Desarrollo
bullet

El Test Genético

bullet

El estudio genético y los factores ambientales en el desarrollo de enfermedades

bullet

La ley de Contrato de Trabajo  20. 744

bullet

Entrevista a Gerente de Siniestros: Sr. Bach Compañía: Aseguradores de Cauciones

bullet

El papel del Empleador

bullet

Conclusión

bullet

Bibliografía y páginas web consultadas

 

Introducción y planteo del problema

El tema a tratar es controvertido y presenta muchos matices.Si bien todos coincidimos, en principio, en aceptar como positivo el hecho de poder pronosticar una enfermedad para así tratarla adecuadamente, no sucede lo mismo cuando se habla de tests genéticos que puedan predecir el desarrollo de una futura enfermedad.

Más aún si lo trasladamos al campo laboral. El hecho de utilizar el test genético como instrumento del empleador para la selección del trabajador, encuentra mucha resistencia en la sociedad. Sin embargo, creo que este tema presenta  gran importancia y merece ser abordado abandonando los prejuicios generales que se pueden tener al respecto, y analizando seriamente los beneficios y utilidades que puede reportar este tipo de tests para ambas partes interesadas: el empleador y el trabajador.

La utilidad de la implementación de este tipo de tests va de la mano de la idea de la categorización de los lugares de trabajo. Es decir, ante la pregunta de cuál es el fin del test genético en el campo del diagnóstico laboral, la respuesta es que el test tiene como fin la categorización del lugar de trabajo según la particularidad de cada trabajador.

También desarrollaré en el presente trabajo el tema de las condiciones y medio ambiente de trabajo. Este aspecto resulta fundamental ya que, muchas veces, son las mismas condiciones del medio las que pueden llegar a  generar el desarrollo de la enfermedad en el trabajador.

Por otro lado, es importante también tomar en cuenta el papel de las aseguradoras de riesgos del trabajo, ya que son ellas las que de hecho implementarán o no estos tests. 

Por último,  creo importante resaltar que no se debe abordar el tema desde la óptica de la discriminación que a priori muchos ven en este instrumento.

El tema merece una profunda y adecuada reflexión que vaya más allá, ya que se advierten muchos beneficios sobre todo para el trabajador, que es la parte más débil en esta relación. Es necesario resaltar que suponemos que las biotecnologías significan un mayor desarrollo humano, y desde este lugar se analizará el tema de los tests genéticos en el ámbito laboral.

Hipótesis

Se plantea entonces la siguiente hipótesis de trabajo: la viabilidad del test genético en los estudios preocupacionales de diagnóstico laboral, para categorizar así los establecimientos laborales según las caractertísticas de los trabajadores,

Desarrollo

El Test Genético

Sabemos que el estudio del Genoma Humano se desarrolla para lograr conocimientos que beneficien la vida de los seres humanos.

Hay muchos beneficios para el hombre que se desprenden de estos avances científicos: la detección prácticamente inmediata de enfermedades genéticas, la posibilidad de determinación de la predisposición de una persona a contraer diabetes o ciertos tipos de cáncer, la posibilidad de que, ante el descubrimiento de genes enfermos en embriones, con terapias génicas se  logre el nacimiento de bebés libres de enfermedades, la posibilidad de encontrar la causa que origina enfermedades aún incurables como el Sida o la hepatitis B, la posibilidad de conocer el origen genético de enfermedades hereditarias y así planear terapias adecuadas para cada caso, la temprana detección de genes enfermos y de posibles desarrollos de enfermedad, la detección de genes asociados con algunas enfermedades hereditarias como la distrofia muscular, la fibrosis quística y la enfermedad de Huntington, entre otras cosas.

Es innegable la valiosa herramienta que representa el estudio genético en los individuos. El poder prever el desarrollo de ciertas enfermedades puede ser vital si éstas se encuentran ligadas a las condiciones exógenas que pueden contribuir a su desarrollo. Por otro lado está el tema de poder planear una terapia adecuada a la enfermedad en particular que el individuo puede desarrollar.

En relación al tema de este trabajo, el test genético representa la posibilidad de planear, según la información genética de cada trabajador, lo que resultará más adecuado para cada uno. En consecuencia se podrán categorizar los establecimientos de trabajo según las condiciones ambientales que presenten, relacionándolo con las potenciales enfermedades que cada individuo pueda desarrollar según su información genética.

A modo de ejemplo tomemos el caso del aviador al cual se le realiza el test genético y los resultados  muestran la presencia en su genoma, de los genes de la distrofia miotónica. Es claro que -en este caso- resulta beneficioso para todos conocer esta información. El riesgo de que el aviador desarrolle esta enfermedad se asocia a las condiciones de medio ambiente a las que éste se puede ver expuesto (tensión, stress, etc.) y si esto le sucediera en medio de un vuelo sin duda es relevante para él, para la compañía aérea y para los pasajeros que transporta. Vemos que claramente es una información que merece ser tenida en cuenta en relación al empleo que esta persona desarrolla. Sin duda que para él es importante conocer esta información ya que esto le permitirá planear más adecuadamente  qué tipo de empleo es conveniente para él y bajo qué condiciones socio- ambientales, de modo de prever y prevenir al máximo posible los riesgos que el posible desarrollo de su enfermedad le puede ocasionar.

El estudio genético y los factores ambientales en el desarrollo de enfermedades

Resulta útil para el desarrollo de este tema  el trabajo titulado “Constitución genética y factores ambientales en medicina” de José Maria Segovia de Arana y Francisco Mora Teruel. En el mismo se plantea claramente la relación existente entre la información genética y los factores ambientales al momento de desarrollar una enfermedad.

 “El campo que se abre con las aportaciones de la Medicina molecular es enormemente extenso. No sólo nos permite conocer las bases genéticas en las que se apoya el estado de salud y las desviaciones patológicas que conducen a la enfermedad, sino también la influencia de los factores ambientales en la modulación y expresión fenotípica definitiva de cada individuo, sano o enfermo. Además de entender mejor la diversidad humana, trataremos más adecuadamente las enfermedades con nuevos medicamentos diseñados para actuar en los sitios precisos revelados por la Patología molecular, tanto en el genoma como en las proteínas producidas o dejadas de producir por los genes que han sufrido algún tipo de alteración. Por otra parte, la Medicina preventiva, cuyo desarrollo y fortaleza se van incrementando con los progresos científicos y tecnológicos de la Medicina, adquiere ahora un extraordinario impulso al encontrar nuevos argumentos para evitar o disminuir los peligros de los factores de riesgo de las enfermedades, que pueden prevenirse y que, incluso, pueden ya predecirse con la aplicación de la Medicina predictiva”. De aquí podemos concluir claramente que siempre resulta beneficioso conocer la predisposición que cada persona puede tener a padecer cierta enfermedad, a través del conocimiento genético. La Medicina predictiva juega un rol fundamental en este campo.

Como continúan desarrollando en el citado trabajo: “Cada persona es única pero puede incluirse en diferentes tipos constitucionales que se caracterizan por ciertos rasgos somáticos, fisiológicos y psicológicos que muestran una mayor frecuencia de ciertas enfermedades, indicando una predisposición a las mismas. Cada persona muestra un fenotipo que es el producto de la acción del medio ambiente sobre el genotipo  (…)

Los caracteres de un ser vivo dependen fundamentalmente de sus genes. El extraordinario desarrollo de la Genética molecular producido en los últimos 30 años ha permitido profundizar cada vez más en la importancia de la constitución genética para la formación y desarrollo de la persona, tanto en el estado de salud como de enfermedad. El descubrimiento de la estructura en doble hélice del ácido desoxirribonucleico (ADN), la forma de cómo pasa la información contenida en el gen a la proteína que codifica, el conocimiento de la estructura y de los mecanismos de acción de muchas proteínas, tanto en su papel funcional en las distintas vías metabólicas del organismo como en la constitución del mismo, han hecho que la Medicina dé un paso gigantesco en el conocimiento de muchas enfermedades, tanto en su desencadenamiento como en su desarrollo. A todos estos conocimientos ha dado sustento el desarrollo de las tecnologías del ADN recombinante en los diversos métodos de ingeniería genética que han proporcionado herramientas de un extraordinario poder para el estudio del genoma. En la cadena del ADN está contenida la información o codificación de la estructura de las proteínas, así como las instrucciones adecuadas para el crecimiento de los seres vivos, su desarrollo y la diferenciación celular”.

Vemos que el avance científico en el campo de la genética es muy grande y que sus beneficios bien pueden ser aprovechados y trasladados a otros ámbitos como ser el laboral, para conocer y planear lugares de trabajo apropiados. Serán los propios trabajadores los que deberán elegir cuál resulta más apropiado a sus características. Debe pensarse el avance tecnológico y científico al servicio del ser humano, es por eso que deben aprovecharse los beneficios que reporta la Medicina genómica. En el trabajo previamente citado los autores analizan el tema y explican: “Todos los grandes avances de la actual Genética molecular están conduciendo a nuevos soportes de la Medicina clínica en los más variados aspectos. No se trata sólo del conocimiento objetivo de las enfermedades hereditarias conocidas anteriormente ni de la ampliación del espectro patológico de muchas de ellas, sino también del conocimiento de la predisposición individual a padecer ciertas enfermedades, lo que constituye el conjunto de la llamada Medicina predictiva que va ampliando rápidamente sus bases de actuación al tiempo que se plantean nuevos problemas de tipo asistencial, económico y ético con los que tienen que enfrentarse las sociedades actuales. La práctica de la Medicina se va a ver transformada profundamente al tener que intervenir en el estudio de la predisposición a ciertas enfermedades muy frecuentes identificando los factores de riesgo, tanto los existentes en el individuo como en el ambiente externo, y que en conjunción con otros factores pueden dar lugar a la realización de la enfermedad”.

Los autores ponen de manifiesto que a través de la Medicina genómica es posible conocer la predisposición individual a padecer ciertas enfermedades, las enfermedades hereditarias, como así también identificar los factores de riesgo, tanto del individuo como del ambiente externo. Es esto último lo que precisamente aquí presenta importancia: el condicionamiento externo (ambiental) en conjunción con otros factores del individuo pueden dar lugar a que se desarrolle la enfermedad. Es justamente por esto que en este trabajo se intenta mostrar la utilidad del test genético. A partir de éste se puede planear una correcta categorización de los lugares de empleo para cada trabajador.

En referencia a esta misma temática hay un trabajo realizado por el CONICET en el cual se estudian específicamente las condiciones y medio ambiente de trabajo. Se analiza especialmente el tema de las condiciones del ambiente de trabajo y la relación con el trabajador. Dentro de la especie humana, cada trabajador es un ser individual, heterogéneo, no sólo en cuanto a sus capacidades y potencialidades laborales, sino también respecto de los efectos que tienen las condiciones y medio ambiente de trabajo sobre todas las dimensiones de su personalidad. Cada trabajador tiene sus propias capacidades de resistencia y adaptación a los riesgos ocupacionales y a las condiciones de trabajo, y por lo tanto, dentro de un mismo colectivo de trabajo los efectos sobre las personas pueden ser muy diferentes, incluso entre quienes ocupan puestos de trabajo similares. De allí la importancia de la Ergonomía, para adaptar los medios de producción, las instalaciones y finalmente el trabajo a cada trabajador[1]

Por ergonomía se entiende la adaptación del lugar de trabajo al trabajador específico. Desde este estudio científico realizado por el CONICET se intenta plantear la posibilidad de que cada puesto laboral este pensado para el trabajador que lo va a ocupar. En el trabajo desarrollan la idea de prevención. Apuntan que la prevención es siempre posible y no consiste solamente en el uso de los equipos de protección individual: debe procurarse aislar a los trabajadores respecto del riesgo, limitar sus efectos nocivos, teniendo como objetivo eliminar el riesgo en su misma fuente. La historia de los países desarrollados demuestra que si existen políticas y se recurre a la participación de todos los sectores interesados, puede reducirse sensiblemente el número de muertos, accidentes de trabajo y enfermedades profesionales y la gravedad de los daños ocasionados a las personas por las condiciones y medio ambiente de trabajo deficientes. [2]

A partir de este trabajo realizado por el CONICET se puede observar que el tema de las condiciones del medio externo en lo relativo al ámbito laboral y el desarrollo de enfermedades, es una problemática que es tomada en cuenta por sectores académicos y de investigación que intentan buscar una solución adecuada. En este caso el trabajo citado continua explicando que “los cambios operados en los medios y en los objetos de trabajo durante las últimas décadas como consecuencia de las innovaciones tecnológicas (en primer lugar la informática y automatización  micro- electrónica, pero además la biotecnología, los nuevos materiales, las actividades aeroespaciales, la opto- electrónica, los modernos medios de transporte, etc.). Se han producido profundas transformaciones en los factores que se  incluyen dentro de la noción de condiciones y medio ambiente de trabajo y han generado una dinámica productiva permanentemente innovadora y que no se limita a las grandes empresas industriales. Esto obliga a realizar de manera periódica estudios para identificar los nuevos riesgos y las transformaciones de los precedentes. Para prevenir los efectos nocivos del cambio científico y tecnológico se impone una actitud permanente de vigilia”[3].

Es decir que se plantea expresamente el tema de un monitoreo constante sobre la salud del trabajador, ya que las condiciones del medio  y los riesgos van cambiando permanentemente. Es por eso que se debe chequear cómo va respondiendo el trabajador a los diferentes condicionamientos externos que ocurren en su ámbito laboral. De esta manera resultará mucho más fácil planear y diseñar ámbitos de trabajo categorizados.

Frente al simplismo demostrado por la concepción tradicional para explicar las causas de los accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, se impone una visión que reconoce la existencia de varios factores de riesgo en el origen da cada daño a la vida y a la salud de los trabajadores, y que actúan de manera combinada. Sin duda que la predisposición genética a padecer cierta enfermedad juega aquí un rol fundamental. Según la información genética de cada trabajador y el conocimiento de los riesgos que un determinado ambiente de trabajo puede generarle, es posible planear adecuadamente qué tipo de trabajo le conviene desarrollar, es decir, optar él por un empleo que resulte adecuado a sus condiciones genéticas en relación a los riegos a los cuales se expondrá.

Ante la pregunta de qué hacer para cambiar esta situación actual en la cual ni el propio trabajador,  ni el empleador, ni la empresa aseguradora  conocen la información acerca de la salud del trabajador que les permita categorizar adecuadamente los establecimientos de trabajo según las características especiales de cada individuo.

Es necesario plantear, luego de todo este desarrollo, la necesidad de implementar un test genético que permita obtener a todas las partes interesadas en la relación laboral. También hay que destacar la necesidad de elaborar, en consecuencia a este test, una verdadera política en materia de  condiciones y medio ambiente de trabajo y de los riesgos que puedan sufrir los trabajadores de desarrollar determinada enfermedad. Es necesario relacionar esta problemática con la productividad, la calidad, los costos, el buen funcionamiento y la competitividad de las empresas. [4]

Los factores de las condiciones y medio ambiente de trabajo pueden agruparse en:

La carga física y el esfuerzo muscular, psíquico y mental requerido a los trabajadores;

bullet

Medio ambiente físico (ruido, excesos de temperatura, iluminación, vibraciones, humedad y radiaciones);

bullet

Medio ambiente biológico (virus, bacterias, hongos, parásitos, picaduras y mordeduras de animales e insectos);

bullet

Medio ambiente químico (polvos, líquidos, gases y vapores tóxicos);

bullet

Factores tecnológicos y de seguridad (riesgos de transporte, caída de objetos, lesiones por maquinarias, riesgos eléctricos, derrames, explosivos, ácidos, etc);

bullet

Catástrofes naturales y desequilibrios ecológicos, que pueden ser prevenidos. [5]

Las condiciones de trabajo y los factores de riesgo del medio ambiente en relación al desarrollo de enfermedades para las cuales el trabajador se encuentre genéticamente predispuesto, pueden ser correctamente prevenidas. Se debe plantear la cuestión desde la prevención: conocer la información para prevenir los futuros riesgos. Se debe trabajar antes de que ocurra el daño en la salud, es decir, de que se desarrolle una enfermedad que según la información genética obtenida y en relación a las condiciones del empleo, era previsible que se desarrollase.

La ley de Contrato de Trabajo  20. 744

La LCT, en su art. 17, prohíbe cualquier tipo de discriminación entre los trabajadores por motivos de sexo, raza, nacionalidad, religión, políticos, gremiales o de edad. Como principio general se afirma que el empleador debe dispensar igualdad de trato en identidad de situaciones. Se considerará que existe trato desigual cuando se produzcan discriminaciones arbitrarias fundadas en razones de sexo, religión o raza, pero no cuando el diferente tratamiento responda a principios de bien común, como el que sustente en la mayor eficacia, laboriosidad o contracción a sus tareas por parte del trabajador ( art. 8 L.C.T.). En materia sindical el art. 7 de la ley 23.551 excluye las diferencias por razones ideológicas, políticas, sociales, de credo, nacionalidad, raza o sexo, debiendo las asociaciones sindicales dar un trato no discriminatorio a los afiliados. Lo que se encuentra  prohibido es la arbitrariedad del tratamiento desigual.

Sin embargo, según se desprende de la enunciación del art. 17 de la LCT, no estaría vedado tomar en cuenta las caractereisticas genéticas de los trabajadores para su selección. Pero esto no debe ser pensado como un instrumento discriminatorio sino como un instrumento adecuado para que el empleador, según la categorización de su establecimiento laboral, seleccione al trabajador adecuado para el empleo.

Ley de Riesgos del Trabajo  24. 557 art. 1° — Normativa aplicable y objetivos de la Ley sobre Riesgos del Trabajo (LRT). 1. La prevención de los riesgos y la reparación de los daños derivados del trabajo se regirán por esta LRT y sus normas reglamentarias.

Vemos que en este artículo, en su inciso 1, se plantea como un objetivo de la ley prevenir los riesgos derivados del trabajo. Una cllara política de prevención se puede implementar a través de la realización del test genético que permita conocer los riesgos a padecer una determinada enfermedad por parte del trabajador y la previsión del lugar adecuado para que trabaje.

art 4° — Obligaciones de las partes.1. Los empleadores y los trabajadores comprendidos en el ámbito de la LRT, así como las ART están obligados a adoptar las medidas legalmente previstas para prevenir eficazmente los riesgos del trabajo. A tal fin y sin perjuicio de otras actuaciones establecidas legalmente, dichas partes deberán asumir compromisos concretos de cumplir con las normas sobre higiene y seguridad en el trabajo. Estos compromisos podrán adoptarse en forma unilateral, formar parte de la negociación colectiva, o incluirse dentro del contrato entre la ART y el empleador. 2. Las Aseguradoras de Riesgos del Trabajo deberán establecer exclusivamente para cada una de las empresas o establecimientos considerados críticos, de conformidad a lo que determine la autoridad de aplicación, un plan de acción que contemple el cumplimiento de las siguientes medidas: a) La evaluación periódica de los riesgos existentes y su evolución; b) Visitas periódicas de control de cumplimiento de las normas de prevención de riesgos del trabajo y del plan de acción elaborado en cumplimiento de este artículo; c) Definición de las medidas correctivas que deberán ejecutar las empresas para reducir los riesgos identificados y la siniestralidad registrada; d) Una propuesta de capacitación para el empleador y los trabajadores en materia de prevención de riesgos del trabajo. Las ART y los empleadores estarán obligados a informar a la Superintendencia de Riesgos del Trabajo o a las Administraciones de Trabajo provinciales, según corresponda, la formulación y el desarrollo del plan de acción establecido en el presente artículo, conforme lo disponga la reglamentación.

Nuevamente se ve reflejado en el articulado de esta ley la obligación de reducir eficazmente los riegos del trabajo, lo que podría satisfacerse en el caso de poseer la información genética del trabajador que permita al empleador prever el riesgo que el trabajador podrá sufrir según las características del empleo que ofrece.

Art 6° — Contingencias. 1. Se considera accidente de trabajo a todo acontecimiento súbito y violento ocurrido por el hecho o en ocasión del trabajo, o en el trayecto entre el domicilio del trabajador y el lugar de trabajo, siempre y cuando el damnificado no hubiere interrumpido o alterado dicho trayecto por causas ajenas al trabajo. El trabajador podrá declarar por escrito ante el empleador, y éste dentro de las setenta y dos (72) horas ante el asegurador, que el itinerario se modifica por razones de estudio, concurrencia a otro empleo o atención de familiar directo enfermo y no conviviente, debiendo presentar el pertinente certificado a requerimiento del empleador dentro de los tres (3) días hábiles de requerido.  2 a) Se consideran enfermedades profesionales aquellas que se encuentran incluidas en el listado que elaborará y revisará el Poder Ejecutivo, conforme al procedimiento del artículo 40 apartado 3 de esta ley. El listado identificará agente de riesgo, cuadros clínicos, exposición y actividades en capacidad de determinar la enfermedad profesional. Las enfermedades no incluidas en el listado, como sus consecuencias, no serán consideradas resarcibles, con la única excepción de lo dispuesto en los incisos siguientes: 2 b) Serán igualmente consideradas enfermedades profesionales aquellas otras que, en cada caso concreto, la Comisión Médica Central determine como provocadas por causa directa e inmediata de la ejecución del trabajo, excluyendo la influencia de los factores atribuibles al trabajador o ajenos al trabajo. A los efectos de la determinación de la existencia de estas contingencias, deberán cumplirse las siguientes condiciones: i) El trabajador o sus derechohabientes deberán iniciar el trámite mediante una petición fundada, presentada ante la Comisión Médica Jurisdiccional, orientada a demostrar la concurrencia de los agentes de riesgos, exposición, cuadros clínicos y actividades con eficiencia causal directa respecto de su dolencia. ii) La Comisión Médica Jurisdiccional sustanciará la petición con la audiencia del o de los interesados así como del empleador y la ART; garantizando el debido proceso, producirá las medidas de prueba necesarias y emitirá resolución debidamente fundada en peritajes de rigor científico.En ningún caso se reconocerá el carácter de enfermedad profesional a la que sea consecuencia inmediata, o mediata previsible, de factores ajenos al trabajo o atribuibles al trabajador, tales como la predisposición o labilidad a contraer determinada dolencia. 2 c) Cuando se invoque la existencia de una enfermedad profesional y la ART considere que la misma no se encuentra prevista en el listado de enfermedades profesionales, deberá sustanciarse el procedimiento del inciso 2b. Si la Comisión Médica Jurisdiccional entendiese que la enfermedad encuadra en los presupuestos definidos en dicho inciso, lo comunicará a la ART, la que, desde esa oportunidad y hasta tanto se resuelva en definitiva la situación del trabajador, estará obligada a brindar todas las prestaciones contempladas en la presente ley. En tal caso, la Comisión Médica Jurisdiccional deberá requerir de inmediato la intervención de la Comisión Médica Central para que convalide o rectifique dicha opinión. Si el pronunciamiento de la Comisión Médica Central no convalidase la opinión de la Comisión Médica Jurisdiccional, la ART cesará en el otorgamiento de las prestaciones a su cargo. Si la Comisión Médica Central convalidara el pronunciamiento deberá, en su caso, establecer simultáneamente el porcentaje de incapacidad del trabajador damnificado, a los efectos del pago de las prestaciones dinerarias que correspondieren. Tal decisión, de alcance circunscrito al caso individual resuelto, no importará la modificación del listado de enfermedades profesionales vigente. La Comisión Médica Central deberá expedirse dentro de los 30 días de recibido el requerimiento de la Comisión Médica Jurisdiccional. 2 d) Una vez que se hubiera pronunciado la Comisión Médica Central quedarán expeditas las posibles acciones de repetición a favor de quienes hubieran afrontado prestaciones de cualquier naturaleza, contra quienes resultaren en definitiva responsables de haberlas asumido. 3. Están excluidos de esta ley:  a) Los accidentes de trabajo y las enfermedades profesionales causados por dolo del trabajador o por fuerza mayor extraña al trabajo: b) Las incapacidades del trabajador preexistentes a la iniciación de la relación laboral y acreditadas en el examen preocupacional efectuado según las pautas establecidas por la autoridad de aplicación.

En este último apartado vemos que claramente se encuentran excluídas las enfermedades preexistentes a la iniciación de la relación laboral, y acreditadas en el examen preocupacional. Por lo que ya se puede hacer una interpretación beneficiosa al test genético. Es que ya la normative vigente da la posibilidad del test genetico. Dentro de la detección de las incapacidades preexistentes, una de las formas es la de las pruebas genéticas. No se excluye expresamente y bien podrían ser incluidos como parte de los exámenes preocupacionales. Serían un modo más de determinar lo que indica esta misma ley: la detección de incapacidades o enfermedades preexistentes. Es decir que si un trabajador tiene predisposición para sufrir un tipo especial de cáncer, ya se conocerá la posibilidad y, si se diera su desarrollo, podría considerarse una enfermedad preexistente. Esto serviría para prever que ese trabajador no se desempeñe en un ámbito de trabajo en donde se vea expuesto a condiciones ambientales que favorezcan el desarrollo del cáncer. Con la categorización de los lugares de trabajo se podría realizar una elección por parte del trabajador de los lugares en los que prefiera trabajar dadas sus condiciones.

La autoridad de aplicación de esta ley y la que vela por las condiciones de seguridad e higiene en el trabajo es actualmente la Superintendencia de Riesgos del Trabajo. En su resolución 43/ 97 la S. R. T establece:

Exámenes preocupacionales Que la ley 24. 557 (Ley de Riesgos del Trabajo) no sólo estipula el fomento de la prevención como objetivo, sino que además, adopta herramientas adecuadas para hacer posible su cumplimiento, previéndose la obligación de desarrollar planes de mejoramiento y de vigilar continuamente las condiciones y medio ambiente de trabajo, como asimismo monitorear el estado de salud de los trabajadores, derivado de la exposición a riesgos laborales, a través de la realización de exámenes médicos, Que asimismo, el art. 6 de la ley 24. 557 libera de responsabilidad a los obligados a la dación de las prestaciones que establece dicha ley respecto de aquellas preexistencias detectadas al inicio de la relación laboral, cuya producción, por ende, no es responsabilidad del nuevo empleador, ni de la aseguradora a la que se encuentre afiliado. Que sobre la base de lo dicho anteriormente resulta pertinente determinar en el marco del sistema de riesgos del trabajo cuáles son los exámenes médicos obligatorios, sus características, frecuencia, contenidos mínimos y responsables de su realización; esto sin perjuicio de que hacia el  futuro, el avance científico o los cambios que se deriven de las reformas en el sistema de salud, hagan recomendable posteriores ajustes.

Este párrafo de la resolución de la Superintendencia de Riesgos del Trabajo en relación a las disposiciones sobre los exámenes preocupacionales, claramente daría la posibilidad de incluir dentro de éstos al test genético. Se abre la puerta al avance científico y a los posibles cambios que esos realicen en el campo de los exámenes preocupacionales. La inclusión de este test es entonces posible y no se encuentra prohibida por la ley, como erróneamente se dice muchas veces. Creo que a través del análisis de la normativa vigente vemos que no hay ningún obstáculo para la implementación del test y para la consecuente categorización de los lugares de trabajo según las disposiciones de los trabajadores a desarrollar una enfermedad en especial.

Entrevista a Gerente de Siniestros: Sr. Bach Compañía: Aseguradores de Cauciones

En referencia a los seguros de riesgos del trabajo que realiza su compañía, ¿qué beneficio observa en la inclusión, entre los exámenes preocupacionales del trabajador, un test genético sobre el trabajador?

Creo que lo más relevante es la acotación del riesgo. Desde una compañía aseguradora lo que siempre debe tenerse en la mira es el conocimiento del riesgo.

Mientras más acotado sea éste, más posibilidad para la compañía de prever los posibles riesgos.

Es decir que el hecho de obtener información genética acerca de un trabajador, pudiendo por ejemplo determinar su predisposición a desarrollar una determinada enfermedad, ¿resulta beneficioso para la compañía…?

Sí, suscribir el riesgo es fundamental. Es lo ideal cuando se planea un contrato de seguro. Al realizarlo, el objetivo de suscribir el riesgo es preponderante para nosotros.

¿Qué beneficio concreto le reportaría al momento de realizar el contrato de seguro, conocer esta información acerca del trabajador?

Concretamente, en términos de rentabilidad, a mayor información las primas pueden bajar. Si nosotros podemos especificar más el riesgo y contamos con mayor información acerca del riesgo concreto que pesa sobre el trabajador, la situación a cubrir puede ser mucho más acotada y específica. Esto se reflejará en una prima mucho menor. Acotado el riesgo se puede medir el nivel de exposición del capital.

¿Sería una forma de rechazar el aseguramiento de cierto tipo de trabajador?

No, en principio lo que se podría plantear es lo mismo que de hecho ya ocurre. La negativa a aceptar riesgos de siniestros que van a ocurrir con certeza. Por ejemplo tomemos el caso de una persona con predisposición a sufrir alergias o complicaciones respiratorias. Resultaría muy ingenuo asegurar a un trabajador con estas características si va a desarrollar su actividad en un lugar en donde se ve expuesto a inhalar sustancias que perjudiquen sus pulmones o que de algún modo esté expuesto a contaminación o similares. Es probable que ese trabajador en especial, dada su predisposición y su actual ámbito de trabajo, desarrolle una enfermedad respiratoria. Es por eso que actualmente también se toma en cuenta ya estas circunstancias para realizar un contrato de seguro. Hay que evaluar cuánto de expone el capital de la compañía en cada caso. No se puede comprar un siniestro…

En relación a la ley de Riegos del Trabajo, ¿opina que sería viable la implementación de tests que revelen información genética de los trabajadores para que sean éstos los que elijan el lugar que resulta más adecuado para que trabajen y para que se realice una correcta categorización de los establecimientos laborales?

Sí, creo que ningún artículo lo impediría. En relación a cuando la ley se refiere a las incapacidades preexistentes, se podría hablar de la predisposición genética como una preexistencia si el trabajador desarrolla la enfermedad a la que estaba genéticamente predispuesto. En cuanto a la categorización de los lugares de empleo, creo qu es positivo aunque muy difícil de realizar en la realidad. Es un punto interesante, pero no lo veo de fácil materialización.

Por último, ¿cree que la implementación del test es claramente beneficiosa para todos: el trabajador, los empleadores y las aseguradoras?

Bueno, creo que al trabajador le tiene que interesar saber si padece alguna condición genética que lo puede determinar a padecer una enfermedad.

Al empleador le conviene seguro, ya que así puede elegir claramente la persona que necesita sin miedo a que luego sufra algún padecimiento con el trabajo que realiza. Si puede saber con anterioridad tiene más chance de planificar qué tipo de trabajador necesita y con que condiciones de salud.

A nosotros nos conviene siempre. Piense que conocer de antemano los riesgos es lo ideal en materia de seguros.

A modo de conclusión luego de realizada la entrevista, creo que resultó positivo el hecho de que el Gerente entrevistado tuviese una concepción positiva respecto de la implementación de los tests genéticos.

Esta entrevista quizás ponga de manifiesto que el rechazo a este tipo de exámenes de salud no proviene de las partes interesadas en la relación laboral (ya que se presentan beneficios para todos), sino de la sociedad en general que juzga el instrumento desde una perspectiva muy cerrada, sin advertir su utilidad.

El papel del Empleador

Puede entenderse el test como muy favorable al empleador ya que generaría una  disminución de los costos en la actividad productiva que éste desarrolla. Por lo que la aplicación de este tipo de estudios, desde un punto de vista macroeconómico representaría un beneficio general traducible en la disminución de precios de los productos de esa actividad y, sobre todo, en una disminución de la tasa de enfermedades laborales e incluso de muertes.

Los empleadores estarían cargando con los costos del test pero con este diagnóstico anticipado de enfermedades, se ahorrarían el costo de las enfermedades que pueden causar incapacidades que deben ser cubiertas y, por otro lado, las enfermedades tratadas a tiempo podrían curarse, lo cual seguramente impactaría positivamente en la tasa de enfermos y de mortalidad en el trabajo.

El ánimo de lucro del empleador es un elemento presente y que es absolutamente legítimo y que debe ser respetado. Sin embargo, el empleador a través de conocer esa información no sólo estaría beneficiando su ánimo de lucro (ya que puede dejar afuera de su selección a individuos que se encentran más proclives a padecer ciertas enfermedades, y que representan más gastos para el empleador) sino que también beneficiaría al trabajador categorizado correctamente los lugares de empleo. Esto permitiría que cada trabajador eligiera su ámbito laboral adecuado.

Conclusión

A lo largo del desarrollo del trabajo vimos que las características genéticas, junto a las condiciones del medio ambiente, pueden dar desarrollo al padecimiento de enfermedades. En el ámbito laboral vimos la importancia que tiene  prever el riesgo de lo que puede ocurrir. Un trabajador que se desarrollo en un ámbito que, dadas sus características genéticas, no le es propicio, se encuentra expuesto al riesgo de desarrollar con más seguridad la enfermedad a la que se encuentra predispuesto. La propuesta que se llevó a cabo es la de la categorización de los lugares de trabajo, para que sea el mismo trabajador el que elija en qué tipo de empleo es más adecuado para que se desempeñe y bajo  qué condiciones de medio ambiente.

Vimos que según la normativa vigente, en principio no habría impedimento en incluir dentro de los exámenes preocupacionales, los tests genéticos. También se analizó desde todas las partes intervinientes en la relación laboral (empleador, trabajador y aseguradoras de riesgos del trabajo) los beneficios que esta implementación puede reportar en términos de la relación laboral.

En síntesis, el empleo de los tests puede significar en el futuro una práctica que disminuya costos laborales para el empresario, en cuanto aporta una nueva perspectiva del empleado, la que le permite realizar una selección más exhaustiva y eficiente del riesgo de inversión que asume en cada contrato de trabajo. Le permite, por otro lado al trabajador, conocer sus posibles padecimientos a nivel de la salud pudiendo optar por los establecimientos adecuados según la categorización; como así también el planeamiento de las terapias adecuadas para sus posibles desarrollos de enfermedad. Por último, vimos que otorga a las aseguradoras un mayor conocimiento acerca de qué es lo que van a asegurar, lo que se traduce en un beneficio económico para ellos (exposición acotada del capital) y un beneficio que se reflejará en una prima menor.

Retomando el trabajo sobre “Constitución Genética y Medio Ambiente”, resulta importante remarcar en esta conclusión que cuando hay alguna alteración en un gen, algunas veces muy pequeña, puede no suceder nada o, dependiendo del área, conducir a enfermedades. Se conocen más de 4.000 enfermedades que afectan a un solo gen, algunas muy serias, como son la enfermedad de Huntington, la fibrosis quística o la retinosis pigmentaria. Pero, además, hay clara evidencia de que una gran parte de enfermedades, tales como la diabetes, enfermedades mentales, y posiblemente todas, tienen una base genética. Ahora bien, como todos somos distintos, es natural que el ambiente nos afecte también de forma diferente, y por tanto la respuesta ambiental y a estímulos, incluidos los fármacos, varíe bastante de persona a persona. Ese es uno de los grandes retos y objetivos del conocimiento del genoma humano. Debe quedar claro que los nuevos diagnósticos predictivos, incluyendo el consejo genético, tienen un componente terapéutico indirecto, la recomendación de no exponer personas susceptibles a ciertos ambientes nocivos. Es precisamente por esto que la aplicación de los tests genéticos en el ámbito del diagnóstico laboral resultan tan fundamentales.

Es la posibilidad de conocer las predisposiciones de cada trabajador y realizar entonces una adecuada categorización de los lugares de trabajo, previendo así el desarrollo de posibles enfermedades.

Una vez más, resalto lo importante de reflexionar el tema desde la perspectiva de todos los beneficios que dicho test reporta (para el mismo trabajador) y que fueron anteriormente desarrollados, y no circunscribir el análisis a una interpretación errónea dentro del ámbito de la discriminación. Creo que un correcto análisis de la Ley de Contrato de Trabajo y de la Ley de Riesgos del Trabajo demuestra que nada obsta, legalmente, a la aplicación del test en el ámbito laboral.

Bibliografía y páginas web consultadas

- José Maria Segovia de Arana y Francisco Mora Teruel, Constitución genética y factores ambientales en medicina, Universidad Autónoma de Madrid, Serie científica, 2000.

- Neffa, Julio, César, Las Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo, PIETTE, CONICET, 1995.

- Riesgos del Trabajo, Ley 24. 557, normas reglamentarias y complementarias, La Ley, Legislación Laboral, 1999.

- Superintendencia de Riegos del Trabajo:   www.srt.gov. ar

- CD  Regulación Jurídica de las Biotecnologías, Dra. Teodora Zamudio.

- www.biotech.bioetica.org

 


NOTAS:

[1] Las condiciones y medio ambiente de trabajo, Neffa, Julio César, Programa de Investigaciones Económicas sobre Tecnología, Trabajo y Empleo, CONICET1995, p.7.

[2] Idem, p. 8.

[3] Idem, p. 9.

[4] Idem, p. 13.

[5] Clasificación realizada en el trabajo citado del CONICET, p. 15.

Solicite más informaciónContáctenos para recibir más información sobre este curso en CDRom

Colección: Derecho, Economía y Sociedad

www.BIOETICA.org

Copyright G.A.T.z©2005 ES MATERIAL DE DIVULGACIÓN.  Agradecemos citar la fuente.
Última modificación: 09 de Marzo de 2007

Herramientas
para instalar clickée sobre los logos


Abode® Readers para leer  archivos .pdf


Winzip® para descomprimir archivos .zip