Catálogo de la Colección "Derecho, Economía y Sociedad" Sitio Oficial de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires

Regulación jurídica de las biotecnologías

Curso dictado por la Dra. Teodora Zamudio

Equipo de docencia e investigación UBA~Derecho

Actualidad | Normativa | Jurisprudencia | Doctrina |Enlaces |Mapa de carpetas

 Glosario

La importancia de la etiquetación de los alimentos transgénicos


Imprimir esta página

Por respeto intelectual los trabajos presentados por los alumnos se reproducen antes de las correcciones y/o discusión con los docentes.

su regulación jurídica actual, en nuestro país y legislación comparada.

Por Vallejos  Alejandra Concepción

Introducción

Alimentos trangénicos:   Salud.

Seguridad alimentaria: “Equivalencia Sustancial”

Fuentes

 

Introducción:

Los alimentos transgénicos se encuentran regulados por diferentes marcos legales  correspondientes a sus respectivos países. Por ejemplo la de Estados Unidos difiere mucho su regulación con la de la Unión  Europea en la cual, se exige la “etiquetacion” todo tipo de alimento genéticamente modificado, no siendo tan riguroso el sistema para Estados Unidos y nuestro país. Por ello considero relevante realizar una investigación profunda acerca de si es realmente tan trascendente como argumentan algunos la etiquetacion  de todos y cada uno de estos alimentos. Teniendo presente que tal vez con esa exigencia se lesionen algunos “pocos” pero no menos importantes sectores; sin embargo no habría que descartar que con esa exigencia se estaría haciendo valer mas el derecho del consumidor que tiene el derecho consagrado y garantizado por varias normas, inclusive  por la constitución Nacional, su derecho de estar debidamente informado, por todo esto y mucho mas, se me planteo la cuestión y decidí que es un tema importante para realizar un proyecto de investigación.

Legislación Argentina sobre la “Obligatoriedad o no” de la Etiquetacion de los Alimentos Trángenicos:

Nuestra legislación considera y define como Organismo Genéticamente Modificado a aquel organismo en el que cualquiera de sus genes u otro material genético ha sido modificado por medio de diferentes técnicas. Consagradas en nuestra legislación. La normativa actualmente vigente establece que:

Sólo es obligatorio el etiquetado específico, indicando que puede contener organismos modificados genéticamente (OMGs), cuando pueda ser detectado en el alimento el ADN modificado por la manipulación genética o las proteínas procedentes de este ADN modificado.

Queda excluido de la obligatoriedad en el etiquetaje todos aquellos alimentos donde no pueda encontrarse el ADN y/o las proteínas extrañas, aunque utilicen en su composición componentes provenientes de OMGs como lecitinas, y aceites y grasas vegetales.

Quedan expresamente excluidos del etiquetado obligatorio los componentes de alimentos, aunque estos procedan de OMGs, que sean clasificados en la industria alimentaria como aditivos de alimentos, saborizantes de alimentos y disolventes utilizados en la industria del procesado de alimentos.

En la práctica, esta normativa deja fuera de la obligatoriedad del etiquetado aproximadamente al 90% de los alimentos comerciales que contienen OMGs o componentes de OMGs.

La Argentina comenzó a incursionar firmemente a partir de 1996, en el campo de las innovaciones Biotecnológicas (Sin embargo en 1983, se creo la primer planta trángenica). Como sucede con todas las transformaciones profundas, la aparición de los OGMs generaron una gran controversia en todo el mundo en torno a sus costos y beneficios para los agricultores, los consumidores y las empresas multinacionales que detentan la propiedad de estos avances científicos. Estas discusiones se han extendido a los planos regulatorios y del comercio internacional y se manifiestan en temas tan trascendentes, como son el proceso de aprobación de los OGMs y el etiquetado a nivel nacional e internacional, etc.

En el marco del Convenio de Diversidad biológica de Río de Janeiro (firmado por 170 países, entre los que no se halla EE. UU.) y el Protocolo de Cartagena- Montreal, firmado en el año 2000 por 130 países), la Argentina se hace cargo del control y la liberación responsable de los OGM a través de la Comisión Nacional de Biotecnología Agropecuaria (CONABIA).

En la actualidad la Argentina es el segundo país, después de los Estados Unidos, en cuanto a la extensión que destina a los cultivos agrícolas sembrados con trangénicos. Por ejemplo  la Soja Trágenica (Genéticamente Modificada) que Argentina se la vende a China para darle de comer a las vacas.

En el Sistema de Evaluación de Riesgos y toma de decisiones:

* Primero en el medio Ambiente, la Secretaria de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación.

1) C.O.N.A.B.I.A: acompaña todos los procesos en laboratorios y pruebas de campo de los organismos mencionados con  una política de máxima prevención y acompañamiento de los cultivo, previa a su autorización. “calidad ambiental”.

La CONABIA está constituida por representantes de los sectores público y privado involucrados en la Biotecnología Agropecuaria, siendo este Cuerpo un grupo interdisciplinario e interinstitucional.

2) S.E.N.A.S.A: analiza la equivalencia sustancial del alimento, por sus beneficios nutritivos y por último los ecómicos, de impacto en el mercado y de protecciones al consumidor y antimonopolios

3) Dirección de mercados Agropecuarios analiza por ejemplo, las semillas.

Estos son los tres pasos necesarios para llevar a cabo el análisis en cuestión.

El sistema regulatorio internacional en materia de biotecnología,  la directa incidencia que existe a través del Codex Alimentarious, creado en 1962 tienen como objetivo primordial vigilar la salud de los consumidores y auspiciar instancias que regulen a nivel mundial la producción de alimentos, en concordancia con los diversos tratados internacionales; y las normas de la Organización Mundial del Comercio. Es el Codex Alimentarius el que ha acogido la discusión acerca del etiquetado.

En el caso del Codex, opera bajo la órbita de las Naciones Unidas (ONU) y posee decisiones consensuadas. Las regulaciones nacionales deberían fundamentarse en ella. Se maneja a través del principio precautorio, sin limitarlo a productos biotecnológicos únicamente.

Aun la regulación respecto al etiquetado permanece confusa, y continúan los debates. El objeto del etiquetado es identificar en el mercado a los alimentos derivados de los OGMs. De esta forma  proporcionarle al consumidor información útil. Un objetivo importante es proporcionar al consumidor la confianza, a la que tiene derecho, y que se requiere para enfrentar el reto de las nuevas tecnologías.

En el año 1.994 se incorporaron los Derechos del Consumidor, en el Capitulo Nuevo de derechos y garantías, son derechos de tercera generación. Ante todo el  Art. 42 de la Constitución Nacional que establece que: “Los consumidores y usuarios de bienes  y servicios tienen derecho, en la relación de consumo, a la protección de su salud, seguridad e intereses económicos; a una información adecuada y veraz; a la libertad de elección y a condiciones de trato equitativo y digno. Las autoridades proveerán a la protección de esos derechos, a la educación para el consumo, a la defensa de la competencia contra toda forma de distorsión de los mercados, al control de los monopolios naturales y legales, al de la calidad y eficiencia de los servicios públicos y a la constitución de asociaciones de consumidores y de usuarios....”

Los derechos del consumidor se refieren al acceso al consumo, el precio, la información, la salud, la seguridad, la técnica de producción, la información del uso.

El acto de consumo no es voluntario en algunos casos, siendo obligatorio para la supervivencia, rompiendo así con el Acto Jurídico Voluntario. El consumo es un ACTO de CONFIANZA, porque el consumidor ignora las características del producto (no siendo siempre así) y sus efectos. Por todo esto y más, se caratulo al consumidor como débil Jurídico que debe protegerse de la desigualdad que genera el mercado, mediante la intervención del Estado, debiendo establecer un Orden Jurídico Protectorio (1).

La Comunidad Económica Europea  y su regulación legal:

La Comunidad europea posee características reglamentarias diferenciales respecto a las normas norteamericanas y como sabemos, es un bloque opositor a la introducción de organismos genéticamente modificados -principalmente alimentos-. Como ejemplo basta citar el caso de la venta de maíz, papas y tomates genéticamente modificados en la Comunidad, la cual fue suspendida en una oportunidad debido a posibles riesgos para la salud aún no acreditados.

El tema del etiquetado de productos, que otorgan mayor conocimiento para el consumidor del mismo, que es quien se encuentra en mayor desventaja al momento de decidir el consumo. Al respecto, el Protocolo de Cartagena solo establece la obligación de la leyenda "May Contain" (puede o podría contener) lo cual trae aparejada la probabilidad o duda acerca de la composición de determinados productos.

En el marco del Protocolo de Cartagena. Este seminario se acota a la discusión sobre la seguridad de los transgénicos como alimentos y los aspectos importantes a ser considerados para el etiquetado de los alimentos trangénicos.

El Consejo de Ministros de Agricultura y Pesca de la Unión Europea aprobó por mayoría una  norma para regular el etiquetado y la autorización de OGMs en alimentos para humanos y animales.

Todos los integrantes de la UE llegaron a un acuerdo político sobre la base de una propuesta que había sido presentada por la Comisión Europea, modificada por la presidencia,  mediante la cual se introduce un etiquetado para los alimentos que se producen con OGMs para animales y se amplían las exigencias de etiquetas para los que tengan destino de consumo humano.

La propuesta, que por estos tiempos deberá aprobar el parlamento europeo, tuvo el rechazo de Austria, el Reino Unido y Luxemburgo.

La nueva reglamentación de etiquetado tendrá alcance para los alimentos que contengan OGMs, aunque estos organismos no se identifiquen en el producto fina, como por ejemplo: en los casos del aceite de soja y el azúcar.

En Europa, el recelo frente al progreso, la mediocridad ideológica, el principio de precaución (más político que científico), podrían hacernos perder el tren de la novísima economía, como ya perdimos el de la nueva, donde, en vez de líderes, somos seguidores. Yo añadiría que el miedo a la innovación científica ha provocado entre nosotros dos dramas que achacamos a la ciencia cuando, en verdad, los ocasionó su rechazo: la "vaca loca" y la sangre contaminada. En el primer caso, al controlar en serio la cadena alimentaria, los Estados Unidos han logrado que sus ganaderos nunca alimenten los hatos con harinas de origen animal, sino con derivados de la soja: los transgénicos creados a partir de ella no matan. El segundo drama ocurrió en Europa debido al rechazo o la aplicación desganada de una innovación científica que habría matado el virus. Por lo demás, los biólogos saben producir a partir de las plantas, por manipulación genética, una sangre sintética a salvo de toda contaminación viral. Si los europeos perdemos el primer escalón hacia el camino real de las biotecnologías, el de los transgénicos agrícolas, corremos el riesgo de no poder entrar a tiempo en él. Tal fracaso alegraría a las empresas norteamericanas, a las que ya dejamos el campo libre por ignorancia o por una cuestión de postura. (2)

Los que defienden a los Organismos genéticamente Modificados uno de sus argumentos es que los mismos son muy útiles para combatir el hambre en el mundo y, por ende, la lucha contra la desnutrición, para lo cual los OGM ofrecen una solución.

Estaríamos en un conflicto de intereses entre los comerciales y los de los consumidores, siendo  la pobreza, la desnutrición y el medio ambiente factores determinantes para su definición. Crear cultivos que tengan una vida comercial más larga, resistan condiciones ambientales agresivas como heladas, sequías y suelos salinos, resistan herbicidas, plagas de insectos, enfermedades, a ciertos virus, retardar su descomposición o lograr que sean más uniformes entre otras  y tengan mejores cualidades nutritivas, es su preferencia; seria en lo que están concentrados los científicos.

Alimentos trangénicos:   Salud.

La producción de alimentos, por ejemplo la producción de una harina o de una enzima; se han ido generando temores acerca de la inocuidad de estos alimentos, ya que se trata de productos novedosos, con una historia relativamente corta en términos de su consumo cotidiano (en 1994 se aprobó el primer tomate manipulado genéticamente en los Estados Unidos (EEUU), y era un tomate de larga duración

Así mismo, es en ese país en donde se encuentran las compañías transnacionales más importantes y en donde más pruebas agronómicas y liberaciones al ambiente se han llevado a cabo. También es interesante anotar que son los consumidores norteamericanos quienes han estado ingiriendo alimentos transgénicos comerciales y utilizando aditivos e ingredientes manipulados genéticamente, durante más largo tiempo sin encontrarse al parecer ningún daño a su salud.

El área de mayor auge en la producción de alimentos transgénicos es la biotecnología agrícola, que maneja principalmente la creación y cultivo de plantas que permiten obtener rendimientos agronómicos más altos, con miras a mejorar la productividad en ciertos cultivos básicos como maíz, soya, canela y algodón. Los rasgos más manipulados en estos cultivos han sido hasta ahora la resistencia a insectos, la tolerancia a herbicidas y la resistencia a enfermedades virales, lo que ha permitido evitar la aspersión de una cantidad considerable de toneladas de insecticidas y agroquímicos, o bien, aplicar un cierto herbicida comercial que elimina a las malezas sin afectar el cultivo en cuestión. Como hemos mencionado anteriormente .Estos transgénicos representan ventajas para el agricultor que los compre y los cultive. Pero para el consumidor aún no existe un beneficio claro al consumir estos productos.

Una segunda revolución que afectará nuestra salud. Gracias a las manipulaciones genéticas, podremos consumir alimentos naturales que combatirán en forma preventiva nuestras deficiencias y las agresiones del entorno. Los biólogos ya saben cómo obtener bananas antidiarreicas, papas que reducen el colesterol y un arroz productor de vitamina A que salvará a los niños asiáticos de la ceguera que hoy padecen por su carencia. Vamos hacia un mundo sin medicamentos, comparable a la agricultura sin pesticidas. (3)

En el ámbito de la Republica Argentina, en el artículo 33 de la Constitución Nacional. Con el otorgamiento de jerarquía constitucional a varios  documentos internacionales sobre Derechos Humanos, en virtud de lo previsto por el artículo 75 inciso 22, ya no se puede negar el derecho a la salud de todos los habitantes de la Argentina y el deber estatal de hacer todo lo posible por garantizar dicho derecho.

Vinculado al concepto de “salud” se encuentra la llamada “calidad de vida”. Se puede decir que la calidad es el derecho a la vida “vivido” con dignidad, es decir es la posibilidad de vivir y no de sobrevivir. Los consumidores tienen el derecho a una calidad de vida razonable, por lo que los productos que han de consumir deben respetar dicho parámetro, deben poder sustanciar una vida digna y saludable. (4)

La regulación de Estados Unidos de los OMG. Con respecto al etiquetado de los mismos.

Los Estados Unidos de Norte América. A diferencia de la Unión Europea, las agencias regulatorias de los Estados Unidos de Norte América consideran a los OGMs como un producto más en el mercado de alimentos que debe sujetarse a los mismos procedimientos de análisis de inocuidad estipulados para los productos no transgénicos. Desde 1992, la Administración de Alimentos y Fármacos (FDA) no ha establecido el etiquetado de alimentos que incluyan OGMs a menos de que "el alimento difiera de su contraparte convencional de tal forma que el nombre usual no pueda aplicarse al nuevo alimento, o en si en su uso existe algún riesgo ante el cual los consumidores deban ser alertados".Con evidencia científica que indique que los OGMs representen riesgos inaceptables para la salud humana o el medio ambiente.

Seguridad alimentaria: “Equivalencia Sustancial”

La seguridad alimentaria de las plantas transgénicas ha despertado acalorados debates en la sociedad.

Los alimentos transgénicos, antes de llegar al mercado sufren una serie de evaluaciones rigurosas (realizadas por comités independientes) sobre su seguridad alimentaria y sus cualidades nutritivas, de tal modo que se puede decir que estos controles son, en general, más severos que los que se emplean en otros productos alimenticios.

El objetivo de estos estudios previos es asegurarse de que como mínimo, no se altera el nivel de seguridad del producto convencional del que deriva el trangénico. *En la Unión Europea, tales cuestiones están reguladas por la Directiva EC 258/97, a la que se amoldan las leyes nacionales.

Para esta evaluación se ha introducido el concepto de "equivalencia sustancial", según el cual, si un alimento procedente de la nueva biotecnología se puede caracterizar como equivalente a su predecesor convencional, se puede suponer que no plantea nuevos riesgos, y por lo tanto, es aceptable para consumo. Este concepto fue introducido por la OCDE en 1993 (antes de la comercialización de ninguna planta genéticamente manipulada), tras varios años de trabajos de numerosos expertos de muchos países.

En 1996 la OMS y la FAO recomendaron su adopción como base para los estudios de seguridad alimenticia de los OGMs. La propia OCDE sigue profundizando en este enfoque, en un intento de mejorarlo, de modo que en la actualidad se están desarrollando nuevas metodologías de evaluación que incluyen la identificación de niveles de nutrientes, antinutrientes y posibles toxinas y alergenos en todo tipo de plantas de cultivo.

Pero hay que tener claro que la equivalencia sustancial no viene a sustituir a evaluaciones de seguridad más rigurosas, sino sólo a exigir que la variedad GM sea tan segura como la antigua predecesora. De hecho, en el caso de identificarse alguna diferencia, se realizan ensayos nutricionales, inmunológicos y toxicológicos adicionales.

Algunos críticos, han señalado que el enfoque de equivalencia sustancial es inadecuado para encarar los posibles riesgos de las plantas transgénicas, y quisieran que dichas plantas fueran sistemáticamente analizadas en busca de cualquier diferencia cualitativa o cuantitativa respecto de las plantas tradicionales, y sometidas a sistemáticos análisis de toxinas.

Cuando la ingeniería genética introduce un nuevo rasgo en una planta de cultivo, la planta manipulada puede que no sea sustancialmente equivalente a la convencional. En estos casos la evaluación de su seguridad requiere responder a una serie de cuestiones relativas a, por ejemplo:

-         posible transferencia genética

-         posibles cambios no buscados

-         cambios buscados por la manipulación; etc.

Veamos esto con un ejemplo: La soja manipulada para hacerla resistente al herbicida glifosato contiene un nuevo gen que determina la enzima EPSPS (relacionada con el metabolismo de los aminoácidos aromáticos). Y Aquí se produjo lo siguiente: los estudios moleculares demostraron que se produjo e cambio buscado en la planta.

Agencias reguladoras de 13 países han aprobado el uso de las habas de soja, y en los EEUU. cientos de millones de personas llevan varios años consumiendo productos derivados de soja transgénica sin que se haya visto el menor efecto sospechoso todavía.(5)

 

Fuentes:

Adriana Galletti Monsanto, “Alimentos Transgénicos ¿se está normando?” 18/7/2000.

Alimentos Transgénicos: Protocolo de Bioseguridad, 50 alimentos transgénicos comercializados. Prudencia ante la biotecnología: ningunoo de los alimentos que consumimos son naturales. Cultivos Transgénicos de maíz en Argentina. España es el único país de Europa donde se cultiva maíz transgénico. www.ideal.es/waste.

Argumentos recombinantes sobre alimentos y cultivos transgénicos por el Depto. Confederal del Medio Ambiente de CC.OO. Area de Medio Ambiente de la Fundación Primero de Mayo (España).

Comisión Nacional Asesora de Biotecnología Agropecuaria, reglamentación vigente, funcionamiento, aspectos a tener en cuenta de los Cultivos Transgénicos: Autorizaciones.

Conferencia: “Alimentos Transgénicos: ¿son peligrosos?” Alejandro Mentaberry, del Ingebi y la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA, Moisés Burachik de la CONABIA.

Daniel Ramón Vidal, “Nutrición y biotecnología de los alimentos Transgénicos”, El País, 20/12/97.

Ecologistas en Acción, sobre la manipulación genética de los alimentos.

García Olmedo, F. (1998): La Tercera Revolución Verde. Plantas con luz propia. Madrid: Ed. Debate.

José Ramón Acosta Sariego “Loa organismos modificados genéticamente, el poder blando del tercer milenio” Instituto Superior de Ciencias Médicas de La Habana, Cuba.

La OMC y el Protocolo de Bioseguridad en busca de una interpretación conciliatoria.

Los transgénicos en la agricultura argentina” Chudnovky, D; López, A; Trigo, E:, Cap. E; libros del Zorzal. Buenos Aires: 187. Año 2002

Maxxum: un fracaso petrolero: sus intereses actuales. www.amazonia.ececol.exx.ec.

Mosset Iturraspe, Jorge y Lorenzetti, Ricardo Luis: Defensa del consumidor (Ley 24.240). Editorial Rubinzal-Culzoni. Enero de 1994.

Organización Internacional Agropecuaria sobre la calificación de Productos Orgánicos, www.oia.com.ar

Resolución 412/2002, ALIMENTOS. Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria

Texto del Convenio de Diversidad biológica, Río de Janeiro 1992

Texto del Protocolo de Cartagena - Montreal, firmado en 2000

www.biotech.bioetica.org

 

Notas

(1)- Tambussi Carlos, Titular de Cátedra de la Universidad de Buenos Aires de Derecho del consumidor

(2); (3)- Guy Sorman, el autor es profesor del Instituto de Ciencias Políticas de la Universidad de París.

(4)- Los alimentos transgénicos y los derechos de los  consumidores Alumna: Stella Díaz.

(5)- Enrique Iáñez Pareja, instituto de Biotecnología universidad de Granada, España

 

Solicite más informaciónContáctenos para recibir más información sobre este curso en CDRom

Colección: Derecho, Economía y Sociedad

www.BIOETICA.org

Copyright G.A.T.z©2005 ES MATERIAL DE DIVULGACIÓN.  Agradecemos citar la fuente.
Última modificación: 09 de Marzo de 2007

Herramientas
para instalar clickée sobre los logos


Abode® Readers para leer  archivos .pdf


Winzip® para descomprimir archivos .zip