Catálogo de la Colección "Derecho, Economía y Sociedad" Sitio Oficial de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires

Regulación jurídica de las biotecnologías

Curso dictado por la Dra. Teodora Zamudio

Equipo de docencia e investigación UBA~Derecho

Actualidad | Normativa | Jurisprudencia | Doctrina |Enlaces |Mapa de carpetas

Programa de clases |
 Guías de trabajo |
 Glosario |

- 2. Ética laica o secular


Imprimir esta página

 

þPresupuestos & Condiciones de contorno

þHipótesis iniciales

1. Bases biológicas

2. Herramientas biotecnológicas

3. Biodiversidad

4. Ecología/Alimentación

5. Genoma Humano

6. Economía

Ud. está en esta Unidad pedagógica

7. Análisis ético y bio-ético

þ Bibliografía general

Frente a una disputa de intereses con un fondo moral la bioética utiliza  el análisis racional y las herramientas de la sabiduría práctica para evaluar cuál de las soluciones propuestas puede ser considerada la más razonable, desde el punto de vista de la ponderación de sus consecuencias. En síntesis, las principales herramientas de la bioética son la racionalidad y la razonabilidad, esto es, la inteligencia teórica capaz de iluminar la argumentación que sustenta una acción y la inteligencia práctica, capaz de tornar posible y aceptable (es decir “razonable”) la acción.

ÏEn primer lugar, para ser clasificado como “racional” un argumento debe explicitar los términos que serán utilizados, su campo de aplicación y sus límites. Eso permite que un argumento sea claro y pertinente al asunto en pauta.

ÏEn segundo lugar, debe saber encadenar de forma inteligible las premisas o presupuestos con el desarrollo del raciocinio y la conclusión de la argumentación. Esto permite que cualquier ser racional tenga acceso ceteris paribus al código de la argumentación y se encuentre por lo tanto en la situación de poder evaluar si el raciocinio está bien formulado o no.

ÏEn tercer lugar, debe proceder paso a paso en la argumentación, capaz de asegurar el acceso y la comunicación de todos los participantes en la disputa moral.

ÏFinalmente, debe satisfacer el requisito formal consistente en aceptar el axioma principal del pensamiento racional: “principio de no contradicción”, según el cual dos proposiciones contradictorias en un mismo discurso y referidas a la misma realidad, no pueden ser ambas válidas. El respeto de esas cuatro condiciones garantizan en principio la racionalidad argumentativa, es decir su consistencia del punto de vista de la razón teórica.

Sin embargo, por ser también una actividad de la razón práctica, que no depende de las necesidades lógicas, la bioética deberá en algunas situaciones hacer un llamado a la intuición, la cuál permite detectar las conclusiones contra-intuitivas, esto es, que no son inmediatamente cogentes, para someterlas a nuevas investigaciones y ponderaciones. En otras palabras, el papel de la intuición moral consiste en una “ regulación ” de la razón teórica en el sentido de limitar los excesos racionalistas. Pero, por regla general, la intuición moral tiene su papel en el comienzo del raciocinio moral, esto es, en el estadio pré-crítico del análisis moral.

La otra herramienta a ser utilizada y requerida por la racionalidad práctica, son los buenos ejemplos. Esto porque los ejemplos se refieren de modo general a hechos y situaciones concretas, lo que permite, muchas veces, una economía argumentativa.

Directamente unida a la herramienta anterior, es el uso de analogías. Las analogías, aunque no sean ejemplos de fenómenos ocurriendo realmente, facilitan la investigación de los argumentos en campo, pues pueden aclarar el problema en pauta. Esto puede ser hecho de varias maneras:

En primer lugar, permitiendo reagrupar casos juzgados, si no idénticos, al menos parecidos. Esto puede representar una gran economía de medios.

En segundo lugar, permitiendo construir o inventar situaciones capaces de aclarar un caso. Este recurso es muy utilizado en situaciones particularmente complicadas y es conocido como “experimento mental’ (Gedankenexperiment).

Finalmente, la analogía puede tener también una función crítica mostrando, por ejemplo, que un argumento está errado. Por lo tanto, el uso de analogias deberá también pasar por la criba del análisis racional crítico, el cual deberá establecer los límites de la analogía y la especificidad del caso en análisis.

La otra herramienta práctica, muy utilizada en situaciones inéditas, es el argumento “de la ladera deslizante” (slippery slope argument), preocupado esencialmente con las posibles consecuencias negativas y los abusos potenciales, resultantes de una acción. Aunque este tipo de raciocinio puede estar bien intencionado, al ser motivado por el principio de la prudencia, teniendo por lo tanto la función de alertar sobre “lo que puede ocurrir” en determinadas situaciones, el es casi siempre utilizado de forma negativa con la pretensión demostrativa de aquello que casi ciertamente puede ocurrir. Pero, de hecho, no prueba nada, a no ser la existencia de temores frente a situaciones inéditas.

Una técnica alternativa utilizada es ocupar la posición de “abogado del diablo” en la argumentación. Esta posición es sobre todo productiva cuando es asumida consigo mismo, es decir, con relación a sus propios argumentos, pues, en este caso, puede fortalecer la reflexión argumentativa.

Finalmente, se debe recordar un instrumento más pragmática, representado por la búsqueda de compromiso, que deriva del objetivo que consiste en encontrar, en cada situación de conflicto, una solución pacífica y en la medida de lo posible, diplomática. Entre tanto, esta herramienta también deberá, en última instancia, ser evaluada críticamente; pues ella conlleva el peligro de perder la racionalidad de la argumentación y sobre todo el peligro de que se acepte una posición amoral, si no, cínica.

 

 

Bibliografía complementaria:

NORMATIVA

ONU

Declaración de los Derechos del Hombre. 10 de diciembre de 1948.

OEA

Declaración de los Derechos y Deberes del hombre. Bogotá, Colombia, 1948

JURISPRUDENCIA

F., C. H. y otros s/recurso de casación - CNCP - Sala IV -  8 de septiembre de 2003.  Prueba genética

Navarro Del Valle, Hermes v. Decreto Ejecutivo Nº 24029-S (fecundación in-vitro) 7 de abril de 1995

R., R.D. s/medida cautelar. Sala I de la Cámara de Apelaciones de Buenos Aires. Buenos Aires, 3 de diciembre de 1999 Embriones congelados

ENSAYOS Y NOTAS DOCTRINARIAS

Costa, Néstor E. Clonación: lectura de una inscripción atemporal.

Eco, Umberto El comienzo de la vida. Ensayo periodístico

Lacadena Calero, Juan R. Vida, vida humana, vida artificial

Martinson, Brian C.; Melissa S. Anderson and Raymond de Vries. Scientists behaving badly

Monografías e Investigaciones

APUNTES Y ACTUALIDAD
UNIDADES/CLASES REFERENTES O DE TEMAS ASOCIADOS

1.3.2.2.            Particularidades genéticas y reproductivas de la especie Homo sapiens sapiens

1.3.3.      La química de la herencia y la genética molecular.

1.3.4.1.            El Genoma Humano.

1.3.4.2.            Las anormalidades cromosomáticas.

1.3.5.      La selección natural y el mantenimiento de la variabilidad en la evolución de las especies.

1.3.5.1.            Evolución de los caracteres morfológicos de la especie humana.

1.3.5.2.            Caracteres culturales de la evolución de la especie humana.

2.4.   Biotecnologías aplicables en  ANIMALES SUPERIORES.

2.4.3.1.     Clonación y transferencia de material nuclear

2.4.3.2.     Células madre de adulto y embrionarias.

2.2.4..     Proyecto Genoma Humano (HUGO). Implicaciones y posibilidades..

6.1.  Factores económicos del desarrollo de las biotecnologías

GUÍA DE TRABAJO

Anterior Programa Siguiente

 

Solicite más informaciónContáctenos para recibir más información sobre este curso en CDRom

Colección: Derecho, Economía y Sociedad

www.BIOETICA.org

Copyright G.A.T.z©2005 ES MATERIAL DE DIVULGACIÓN.  Agradecemos citar la fuente.
Última modificación: 09 de Julio de 2005

Herramientas
para instalar clickée sobre los logos


Abode® Readers para leer  archivos .pdf


Winzip® para descomprimir archivos .zip