Catálogo de la Colección "Derecho, Economía y Sociedad" Sitio Oficial de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires

Regulación jurídica de las biotecnologías

Curso dictado por la Dra. Teodora Zamudio

Equipo de docencia e investigación UBA~Derecho

Actualidad | Normativa | Jurisprudencia | Doctrina |Enlaces |Mapa de carpetas

Programa de clases |
 Guías de trabajo |
 Glosario |

Diversidad de especies


Imprimir esta página

 

þPresupuestos & Condiciones de contorno

þHipótesis iniciales

1. Bases biológicas

2. Herramientas biotecnológicas

Ud. está en esta Unidad pedagógica

3. Biodiversidad

 

4. Ecología/Alimentación

5. Genoma Humano

6. Economía

7. Análisis ético y bio-ético

Índice de esta clase

- Concepto

- ¿Cuántas especies existen?

- Especies descriptas.

 

Concepto

Por diversidad de especies se entiende la variedad de especies existentes en una región. Esa diversidad puede medirse de muchas maneras, y los científicos no se han puesto de acuerdo sobre cuál es el mejor método. El número de especies de una región -su "riqueza" en especies- es una medida que a menudo se utiliza, pero una medida más precisa, la "diversidad taxonómica" tiene en cuenta la estrecha relación existente entre unas especies y otras.

Gráfico 1 Especies.

La riqueza en diversidad de especies depende de la "rareza" biogeográfica, demográfica y de hábitat

Por ejemplo: una isla en la que habitan dos especies de pájaros y una especie de lagartos tiene mayor diversidad taxonómica que una isla en que hay tres especies de pájaros pero ninguna de lagartos. Por lo tanto, aun cuando haya más especies de escarabajos terrestres que de todas las otras especies combinadas, ellos no influyen sobre la diversidad de las especies, porque están relacionados muy estrechamente. Análogamente, es mucho mayor el número de las especies que viven en tierra que las que viven en el mar, pero las especies terrestres están más estrechamente vinculadas entre sí que las especies oceánicas, por lo cual la diversidad es mayor en los ecosistemas marítimos que lo que sugeriría una cuenta estricta de las especies.

¿Cuántas especies existen?

Es sorprendente el hecho de que los científicos conocen mejor cuántas estrellas hay en la galaxia que cuántas especies hay sobre la Tierra. Las estimaciones de la diversidad de las especies del mundo oscilan entre dos millones y 100 millones de especies, siendo la estimación más precisa de alrededor de 10 millones; de ellas, sólo 1,4 millones han recibido nombre. Los problemas que plantean los límites de los conocimientos actuales sobre la diversidad de las especies se complican debido a la falta de una base de datos o una lista centralizada de las especies del mundo.

Siguen descubriéndose nuevas especies; inclusive nuevas aves y mamíferos. Como promedio, cada año se descubren alrededor de tres nuevas especies de aves, y en año tan reciente como 1990 se encontró una nueva especie de monos. Otros grupos de vertebrados están todavía lejos de haber sido descriptos completamente: se estima que el 40% de los peces de agua dulce de América del Sur todavía no han sido clasificados.

Colombia es el segundo país más rico en especies del mundo, después de Brasil, el cual posee más especies pero en una superficie siete veces mayor. En promedio, una de cada diez especies de fauna y flora del mundo, habita en Colombia. La flora es la primera gran riqueza, ya que Colombia posee entre 45.000 y 55.000 especies de plantas, de las cuales aproximadamente la tercera parte son endémicas. Se destacan las orquídeas, representadas en cerca de 3500 especies, es decir, 15% del total de especies de orquídeas del mundo. En cuanto a vertebrados terrestres, Colombia ocupa el tercer lugar, con 2890 especies, de las cuales 1721 son aves, que constituyen el 20% del total de aves del mundo y 358 especies de mamíferos, que representan el 7% del total mundial. En cuanto a reptiles, Colombia posee el 6% del total de especies, y en anfibios, aunque actualmente posee alrededor del 10% del total, periódicamente se reportan especies nuevas. Sin embargo, así como Colombia posee una alta diversidad, esta presenta una enorme vulnerabilidad. Colombia corre con un altísimo riesgo de sufrir extinciones masivas, producidas principalmente por la destrucción de hábitats por deforestación y por la contaminación. La lista de plantas amenazadas de Colombia abarca cerca de 1000 especies y en ella, uno de los grupos más amenazados lo constituye, precisamente, el de las orquídeas. En cuanto a los animales, se encuentran en gran peligro 89 especies de mamíferos, 133 de aves y 20 especies de reptiles y 8 de peces, según datos de la Unión Mundial para la Conservación (UICN). Todo esto, sin contar con un gran número de especies, tanto vegetales como animales, que se encuentran al borde de la extinción, y que aún no han sido reportadas para la ciencia.

Por su parte el Perú posee una muy alta diversidad de especies, a pesar de los registros incompletos y fragmentados. Los microorganismos (algas unicelulares, bacterias, hongos, protozoos y virus), los organismos del suelo y de los fondos marinos han sido muy poco estudiados. La flora: se calculan unas 25 000 especies (10% del total mundial) de las cuales un 30% son endémicas. Es el 5º país en el mundo en número de especies; 1º en número de especies de plantas de propiedades conocidas y utilizadas por la población (4 400 especies); y 1o en especies domesticadas nativas (128).  En lo referente a la fauna, es el 1º en peces (2 000 especies, 10% del total mundial); el 2º en aves (1 730 especies); el 3º en anfibios (330 especies); y el 3º en mamíferos (462 especies).

Los científicos se vieron sorprendidos en 1980 por el descubrimiento de una enorme diversidad de insectos en los bosques tropicales. En un estudio de apenas 19 árboles de Panamá, todo un 80% de las 1.200 especies de escarabajos descubiertas eran desconocidas para la ciencia. Por lo menos entre 6 millones y 9 millones de especies de artrópodos -- y posiblemente más de 30 millones -- viven, según ahora se cree, en los trópicos y sólo una pequeña fracción ha sido descripta.

Los sistemas marinos también revelan una insospechada diversidad. Los científicos creen que el suelo de las profundidades del mar puede contener no menos de un millón de especies no descriptas. Hace menos de dos décadas se descubrieron nuevas comunidades completas de organismos, comunidades de celenterados hidrotérmicos. Más de 20 nuevas familias o subfamilias, 50 nuevos géneros y 100 nuevas especies de esas comunidades han sido identificadas.

Especies descriptas.

Las especies se observan generalmente como la categoría más natural por lo cual considerar la diversidad total de organismos, son también el enfoque primario de los mecanismos evolutivos. El origen y la extinción de las especies son los indicadores principales en la determinación de la diversidad biológica en la mayoría de sus sentidos. No obstante, los científicos no pueden reconocer y enumerar a las especies con precisión total, y el concepto de lo que es una especie es considerablemente diferente entre grupos de organismos. En términos de cantidad, la vida sobre la tierra aparece componerse esencialmente de insectos y microorganismos.

Cuadro 1 Especies descriptas.

Especies

Cantidades

Monera (Bacterias, Algas verde de agua)

4,760 

Hongos

46,983 

Algas

26,900 

Planta (plantas multicelulares)

248,428 

Protozoario

30,800 

Esponjas

5,000 

Celentéro (medusas, corales)

9,000 

Platelminto (gusanos planos)

12,200 

Nematodo (gusanos redondos)

12,000 

Anelida (lombriz)

12,000 

Molusco

50,000 

Equinodermo (estrellamar)

6,100 

Insecta

751,000 

Artrópoda no-insecta (acaridos, arañas, crustaceous)

123,151 

Pisces (peces)

19,056 

Anfibio (anfibios)

4,184 

Reptilia (Reptiles)

6,300 

Aves (pájaros))

9,040 

Manífero (mamíferos)

4,000 

Fuente: Instituto de los Recursos Mundiales (WRI)

Cuanto más diferente es una especie de las otras (situada en una posición aislada dentro de la jerarquía taxonómica), mayor es su contribución a la diversidad biológica global[1]. Así, se puede decir que un hábitat con taxones presentes mucho más diferentes entre sí contiene más diversidad taxonómica que otros sitios con menos taxones aunque tengan muchas más especies. Los hábitats marinos frecuentemente tienen más variedad de filum pero menos especies que los hábitats terrestres; por ello los nuevos criterios de medida y evaluación procuran incorporar la cuantificación de la unicidad evolutiva de especies.

La importancia ecológica de una especie puede tener un efecto directo en la estructura comunitaria, y así en la diversidad biológica total. Por ejemplo, una especie de árbol tropical de bosque de lluvias que apoya a una fauna invertebrada endémica de unas cien especies evidentemente hace una mayor contribución al mantenimiento de la diversidad biológica global que una planta alpina europea de la cual tal vez ninguna otra especie depende totalmente.

La biodiversidad no depende sólo de la riqueza de especies, sino también de la dominancia relativa de cada una de ellas. Las especies, en general, se distribuyen según jerarquías de abundancias, desde algunas especies muy abundantes hasta algunas muy raras. Cuanto mayor el grado de dominancia de algunas especies y de rareza de las demás, menor es la biodiversidad de la comunidad. Esto es muy común, por ejemplo, en algunos tipos de vegetación templada como los bosques de pinos, donde hasta el 90% de la biomasa del ecosistema está formada por sólo una o dos especies, y el 10% restante por una cantidad grande de plantas de baja abundancia.

Entender el problema de la biodiversidad implica, ya se dijera en la primera clase de esta Unidad pedagógica, discutir el problema de la rareza biológica[2] y el de la forma de los diagramas de abundancias de especies, dos herramientas metodológicas de gran importancia en el estudio de la biodiversidad.

bullet 
bullet 
bullet 

Rareza biogeográfica. Por un lado, hay especies que sólo crecen en regiones muy específicas, y forman endemismos biogeográficos muy particulares. Heterotheca thiniicola, por ejemplo, es una compuesta endémica de las dunas del Gran Desierto de Altar, Sonora, México, y sólo crece en esa región, aunque sus poblaciones muestren densidades realmente altas en los aproximadamente 5 km2 que conforman su área de distribución. Lo mismo ocurre con varias especies de animales de cuevas, islas, o alta montaña, que sólo ocurren en un lugar restringido, aunque pueden ser abundantes en él.

Rareza de hábitat. Otras especies, en cambio, son muy específicas en cuanto al hábitat, pero no son endémicas a nivel biogeográfico. Este grupo está formado por lo que se conoce en ecología como especies "estenoecas" o de hábitat restringido, en contraste con las especies "euriecas" o de distribución amplia. Las plantas de los oasis de los desiertos son un caso típico de este grupo. La yerba del manso (Anemopsis californica, Saururaceae) crece en los manantiales de agua del desierto Sonorense, y es colectada intensamente como medicinal. Aunque su distribución biogeográfica es relativamente amplia, su hábitat es muy específico. El secado de los manantiales y el bombeo de agua para riego está destruyendo muy rápidamente su hábitat en todo el desierto, y está poniendo a la especie en peligro de extinción.

Rareza demográfica. Finalmente, hay especies que son demográficamente raras, es decir, que presentan densidades bajas en toda el área de distribución, aunque ésta sea amplia y aunque no estén asociadas a hábitats muy específicos. Un ejemplo notable de este nivel de rareza ecológica es la cola de zorra (Setaria geniculata), una gramínea que se encuentra a lo largo de todo el continente americano, desde California hasta la Patagonia, pero que no crece en densidades altas en ninguna parte. La rareza de esta especie no radica ni en su distribución biogeográfica ni en su preferencia de hábitat, que son ambas amplias, sino en el hecho de que sus poblaciones son crónicamente "ralas", y que en ninguna parte llega a ser un componente importante de la comunidad.

Por supuesto, los casos más críticos de rareza son los de aquellas especies que reúnen las tres características: son endémicas a nivel biogeográfico, son muy estenoecas en su preferencia de hábitat, y presentan poblaciones en números bajos[3].

 

Bibliografía complementaria:

NORMATIVA

ONU

Declaración de Estocolmo sobre el Medio Humano Estocolmo del 5 al 16 de Junio de 1972

FAO

Código Internacional de Conducta para la Recolección y Transferencia de Germoplasma Vegetal Roma  noviembre de 1993

Declaración sobre la Seguridad Alimentaria Mundial y Plan de Acción de la Cumbre Mundial sobre la Alimentación. Roma, 13 de noviembre de 1996

PNUMA~CBD

Convenio Internacional sobre el Comercio de Especies amenazadas. Washington el 3 de marzo de 1973 Bonn, el 22 de junio de 1979

Convenio sobre la Diversidad Biológica. Río de Janeiro 5 de Junio de 1992.

COMUNIDAD ANDINA

Decisión 523 Estrategia Regional de Biodiversidad para los Países del Trópico Andino Lima, Perú,  7 de julio de 2002

ARGENTINA

13.273 Defensa de la Riqueza Forestal. Sancionada Noviembre, 13 de 1995

COSTA RICA

7788. Conservación y Uso de los Recursos Naturales San José de Costa Rica, 23 de abril de 1998

MÉXICO

Ley general de la Vida silvestre. México D.F., 3 de julio de 2000 [.pdf]

JURISPRUDENCIA

Kattan, Alberto E y otro c/ Gobierno nacional (Poder Ejecutivo) s/amparo. Nulidad de las resoluciones S.S. P. 1942 del 13 de diciembre de 1982 y 5O S.S.P. del 3 de febrero de 1983. Juzgado de 1a Instancia en lo Contencioso Administrativo Federal Nº 2 (firme). 10 de mayo de 1983

ENSAYOS Y NOTAS DOCTRINARIAS

Monografías e Investigaciones

Biodiversidad: ¿jurisdicción nacional o provincial?. Regulación del acceso a los recursos genéticos. Ariel O. Hernández - José Luis Lucero - Mariano Gutiérrez Azparren

Protocolo sobre la Biodiversidad Marina. Ortiz, Ma. Catalina - Stalli, Erica - Ravazzola, Juan

Biodiversidad y propiedad. Natalia L Cejas

La Antártida: la explotación y apropiación de recursos genéticos. Marzullo Romina Elisabeth - Arce Maria Cecilia - Arias Gabriela Paola - Nalpatian Luciana

APUNTES Y ACTUALIDAD

El Amazonas según los libros de geografía norteamericanos Nota periodística

Biodiversidad argentina. Informe de archivo

Biodiversidad antártica. Entrevista

Ecosistemas marinos. Compendio de artículos

Megadiversidad. Por Luis Fernando Potes.

Genes y etnias. Informe de archivo

Descripción del enfoque por ecosistemas. Informe de PNUMA~CBD

UNIDADES/CLASES REFERENTES O DE TEMAS ASOCIADOS
GUÍA DE TRABAJO

Anterior Programa Siguiente

 

 


NOTAS:

[1] Por eso, las dos especies de Tuatara (género sphenodon) en Nueva Zelandia, que son los únicos miembros existentes de la clase de reptil rhynchocephalia, son más importantes en ese sentido que los miembros de algunas familias de lagartos que constan de muchas especias.

[2] Halffter, Gonzalo y Escurra, Exequiel ¿Que es la biodiversidad? Parte General La Diversidad Biológica de Iberoamérica The Latin american Alliance. 1998.

[3] Uno de los casos más notables de este grupo es una especie de planta sin clorofila descubierta recientemente en la Selva Lacandona, Chiapas, México. Lacandonia schismatica (Triuridaceae) reúne el dudoso privilegio de crecer en un área de aproximadamente una hectárea (rareza biogeográfica), asociada a suelos de turberas tropicales (rareza del hábitat), con una bajísima variación genética y en números relativamente bajos (rareza demográfica). Es, por supuesto, una de las especies más raras que se conocen. Dentro de los animales un ejemplo equivalente es el escarabajo Liatongus montrosus (Coleoptera, Scarabeidae) que se conoce sólo de una pequeña área cercana al extremo occidental del lago de Chapala, en los alrededores del pueblo de Ajijic, Jalisco, México (rareza biogeográfica). A pesar de pertenecer a un grupo de insectos coprófagos, esta especie sólo vive y nidifica en el debrís de los nidos de la hormiga arriera (Atta mexicana; rareza de hábitat), y además no ocupa todos los montones de debrís, ni es abundante, lo que hace pensar en un alto grado de rareza demográfica. Este insecto, de posición taxonómica aislada, con afinidades con la fauna tropical del Viejo Mundo, está en riesgo de extinción o ya se ha extinguido con el desarrollo urbano de Ajijic y la desaparición de las huertas tradicionales en las que se encontraban los hormigueros de Atta. Halffter, G. y Escurra, E., ob.cit.

Solicite más informaciónContáctenos para recibir más información sobre este curso en CDRom

Colección: Derecho, Economía y Sociedad

www.BIOETICA.org

Copyright G.A.T.z©2005 ES MATERIAL DE DIVULGACIÓN.  Agradecemos citar la fuente.
Última modificación: 09 de Julio de 2005

Herramientas
para instalar clickée sobre los logos


Abode® Readers para leer  archivos .pdf


Winzip® para descomprimir archivos .zip